viernes, 14 de marzo de 2014

La dispersión de la documentación municipal de Aldeanueva de Ebro (II: el matadero municipal)

En el año 1991 un volumen importante de la documentación municipal de Aldeanueva de Ebro se encontraba en el matadero, adonde había ido a parar tras un duro peregrinaje por el que muchos documentos atesorados durante siglos desaparecieron para siempre y los que permanecieron se conservaban en unas condiciones deplorables.

Parte de la documentación recuperada del matadero

Hasta mediados del siglo XX la documentación municipal se había conservado prácticamente intacta, con la única excepción de los destrozos ocasionados por las tropas francesas durante el saqueo realizado los días 22 al 24 de noviembre de 1808. Pero ni las alternancias políticas del siglo XIX, ni las guerras carlistas que solo afectaron indirectamente a la localidad, ocasionaron destrucciones en la documentación. Por su parte, en la guerra civil de 1936 la rendición sin ningún tipo de resistencia de la población ante el avance del ejército sublevado libró al pueblo de las destrucciones que en otros lugares ocasionó la lucha.

Sin embargo fue el creciente volumen de la documentación el que empezó a plantear problemas de falta de espacio en el archivo municipal, iniciándose un verdadero calvario para el fondo documental. La primera solución al problema del espacio se adopta el 30 de octubre de 1946, al aprobar el ayuntamiento en pleno ordinario la venta del "papel viejo, gacetas, boletines y otros inservibles [...] que resulte de expurgo" (Libro de Actas, Archivo Municipal de Aldeanueva de Ebro A.M.A. caja 18, carpeta 4 h. 45 v.)

Pero la medida no fue suficiente, por lo que tras retirar una serie de documentos considerados de importancia, el resto de la documentación carente de vigencia administrativa, se trasladó a una habitación de las Antiguas Escuelas, edificio donde se ubicaba el Juzgado de Paz y la Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos. Con el paso del tiempo la documentación municipal allí contenida, se fue desparramando por los suelos, y tras el abandono del citado edificio se vio expuesta a todo tipo de avatares. 

El mayor daño se produjo en el año 1983 cuando el derribo del mencionado edificio obligó a desalojar la documentación. Creyéndola sin ningún valor, una parte se quemó y otros 1520 kilos de documentos se vendieron a peso a un chatarrero (Justificantes de la venta efectuada el 13 de enero de 1983. A.M.A., caja 416, carpeta 12).

Una pequeñas parte de esta documentación se salvó gracias a la actuación del Alguacil del Ayuntamiento, quien retiró aquellas cajas, legajos y carpetas que se encontraban en mejor estado. Esta documentación se trasladó al matadero municipal, donde entre señales, herramientas y aperos diversos permaneció durante 8 años expuesta a todo tipo de adversidades.

Desgraciadamente este no fue un caso aislado en La Rioja, haciéndose eco los medios de comunicación regionales en el año 1985 de casos como el de la destrucción del archivo municipal de Quel, el abandono del archivo municipal de Alfaro o el expolio de documentos de distintos municipios que se vendían en tiendas de anticuarios.

Ante esta alarmante situación la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de La Rioja para evitar las "destrucciones inexplicables" que se producían y la consecuente merma del patrimonio documental riojano envió una circular a los ayuntamientos riojanos en la que instaba al traslado de todos los archivos municipales al Archivo Histórico Provincial de Logroño con carácter de depósito y mediante acta notarial con el fin de que los municipios no perdieran nunca la propiedad sobre la documentación. A su vez coordinaría con el Instituto de Estudios Riojanos una campaña de ordenación y clasificación de estos fondos documentales.

A dicho traslado se opuso por unanimidad la corporación municipal de Aldeanueva de Ebro, en sesión plenaria ordinaria celebrada el 26 de febrero de 1985 (Libro de Actas. A.M.A. caja 556, carpeta 3).

Pero aún deberían permanecer durante seis años más buena parte de la documentación en el matadero hasta que en el verano de 1991 se recuperara y trasladara a las dependencias municipales donde tras su limpieza en profundidad fue organizada, descrita e instalada en el Archivo Municipal.

No hay comentarios: